Por qué

¿Te ha pasado?

¿Te ha pasado que de un momento a otro las ganas de vivir son otras? ¿Te ha pasado que crees no poder más pero algo te motiva a seguir? ¿Te ha pasado que la música no logra distraerte de pensar en alguien? ¿Te ha pasado que deseas que llegue una fecha con tantas ansias que la espera se hace infinita? ¿Te ha pasado que cualquier cosa hace que la recuerdes? ¿Te ha pasado que sientes que algo que terminó no lo hizo por razones justificables? Mejor dicho, algo que puede terminar. ¿Te ha pasado que tus ganas de luchar son más grandes que tu ser pero la depresión ahuyenta cualquier tipo de valentía? ¿Te ha pasado? ¿Te ha pasado que al intentar definir muchas palabras solo piensas en ella pero aun así te parecen que son indescriptibles?

Conozco muchas personas que afirman que vivir es solo gozar, divertirse, hacer y deshacer sin pensar por qué, para qué o una simple razón. Me han dicho muchas veces que la vida solo tiene una razón de ser: disfrutar. Puede que lo crea así, pero no me termino de convencer. Toda una vida no puede ser solo disfrutar y gozar, reír y saltar… Aunque lo queramos con todas nuestras fuerzas. Para llegar a una felicidad plena se debe sufrir un poco, luchar… ¡Aprender a amar! Sí, amar. Ser feliz es saber amar, saber amar es ser feliz. El que ama sufre, eso está claro. Pero aunque parezca extraño es un sufrimiento que a la larga causa placer, sentir que haces feliz a alguien mientras tú mismo eres feliz, no tiene precio. Algo sí diré, amar NO es depender. Amar NO es vivir marginado a alguien, se debe saber diferenciar. Cuando se ama se acabó el “te extraño” y empieza el “te necesito” a mi lado, mi felicidad eres tú. En algún momento de nuestras vidas estaremos en una etapa donde todo nos saldrá mal, luego un poco mejor hasta llegar al fantástico BIEN. Recordemos que amar es dedicación, atención, preocupación. El amar implica demasiadas cosas, una más maravillosa que la otra. Cuando amas y recibes amor a cambio, puedes llegar a ser la persona más feliz del mundo, sin importar qué, sin importar quién. La confianza en las relaciones de pareja son claves, saber respetar el espacio de cada uno. Debes eliminar de tu vida la inseguridad, puede que exista y no está mal, nadie quiere salir herido, pero cuando la pierdas descubrirás un maravilloso mundo. Me gustaría citar:

“El amor más sincero nace de una amistad verdadera”.

Hasta luego

Anuncios

¿Por qué siempre pensamos lo peor?

Estamos en el siglo XXI, eso es claro. Nuestra evolución debería ser súper avanzada -y no digo que no lo sea -, lo que pasa es que nuestra evolución es sólo física (a mi parecer). En este mundo lleno de guerras, destrucción y más estupideces que se le ocurre al ser humano no hemos aprendido a ser positivos, increíblemente lo único que siempre se nos ocurre cuando algo o alguien se tarda, cuando llueve, etc…, es: ¿le habrá pasado algo? Mi pregunta es muy simple, ¿por qué siempre vemos lo peor? Mi “solución” después del salto.

(más…)