Libro #1: Rebelión en la granja

rebelion-en-la-granja-george-orwell

¿Puede cambiar la reseña de un libro de acuerdo a la edad? Seguro que sí. Si este libro hubiera sido leído por una versión más joven de mí mismo, digamos, de 9 a 14 años tal vez esto podría ser un poco diferente. Quizá no hubiera notado la analogía a la Revolución Rusa, ni tampoco hubiera encontrado esos momentos claves tan impactantes como los he encontrado ahora. O quizá sí, pero de una forma muy diferente.

George Orwell, en su entendimiento y estudio sobre las revoluciones que sucedían alrededor del mundo y sobretodo de las formas en cómo los gobiernos querían controlar al ser humano para su propia conveniencia hizo algo que se convirtió en la belleza de Rebelión en la granja: una novela que puede ser disfrutada con cualquier edad, sin importar el significado que le des, lo que hace que se pueda disfrutar es la simplicidad con la que está escrita esta novela.

Orwell, en su afán por hacer entender a través de analogías una situación muy complicada y difícil de explicar a los más pequeños quiso dar un aporte usando un estilo de escritura muy limpio. Obviando aquellas palabras demasiado complicadas o descripciones muy exactas que algunas veces hacen novelas insufribles, Orwell se dedicó a solo escribir lo que era necesario.

Cuando se intenta leer Rebelión en la Granja, nos podemos encontrar un poco dudosos acerca de lo que vamos a encontrar: un montón de animales parlantes que idean, de alguna forma, deshacerse del Sr. Jones, ese ser malvado que los hacía trabajar por muchísimas horas y solo les daba suficiente comida y bebida para sobrevivir, no más. Mientras esto sucede, una serie de animales particulares, los cerdos, deciden que es suficiente de los abusos. El gran líder, por los momentos, da un discurso reuniendo a todos los animales que podrían posiblemente estar en una granja: caballos, ovejas, vacas, pollos, un gato, etcétera:

Nuestras vidas son miserables, laboriosas y cortas. Nacemos y desde ese momento nos dan comida suficiente para mantener nuestro aliento en nuestros cuerpos y aquellos de nosotros que somos capaces de hacerlo somos forzados a trabajar hasta el último átomo de nuestra fuerza; y justo en e momento en el que nuestra utilidad llega al final somos sacrificados con una crueldad espantosa.

 

 Al momento de estas líneas ser leídas, empezamos a creer en una especie de revolución: la justicia debe existir en algún punto del libro. Orwell, en su brillante forma de escribir, nos hace ver que somos parte de lo que está sucediendo. A nuestra edad, solo buscamos analogías de este tipo de crueldad, asemejamos y sentimos como lo que sucede con los animales; de hecho, jamás pensamos que son animales los que están en la historia, excepto en el momento de juzgar habilidades y debilidades para entender un poco más de lo que sucede.

Después de una gran revolución, donde el Señor Jones es echado fuera de lo que fuera alguna vez su granja, todo podría ser bonito para una granja manejada por animales parlantes. Si son animales los que se gobiernan a sí mismos, es ideal pensar que injusticias no iban a existir. En un mundo de iguales, todos reciben y dan lo mismo.

Orwell, con una historia limpia demuestra cómo el poder corrompe hasta la médula. Demuestra cómo en el paso del tiempo te vas acostumbrando a tener el mando sobre un montón de, digamos, cuerpos que solo trabajarán cuando tú lo digas y cómo lo digas. Debes saber hablar y ser más inteligente que ellos para poder tener un control: además de crear un sistema totalmente nuevo que aporte legitimidad a lo que está sucediendo. La forma para convencer a los, digamos, menos instruidos de Orwell es sencilla: bajo la repetición de la mentira y el uso pasional de los hechos.

Usando la pasión para contar una historia la hace más creíble, mentir hasta el punto que tu propia verdad tenga puntos tambaleantes es la fórmula de un mentiroso para hacerse valer por una verdad inventada. En el caso de esta historia, había ayuda interna, usando frases como: “Si Napoleón lo dice, debe ser cierto”. Después de todo, ¿la idea de un régimen totalitario no es manipular hasta lo que piensas?

La idea de Orwell, de hacer maravillosa y con muchísimo significado una novela para niños quedó para todo un modelo. Lo negativo de una novela tan bien escrita y que se convierte en prácticamente 90% de narración es la falta de diálogo. El diálogo hace que una novela sea más disfrutable y entendible desde el punto de vista de un lector, sobretodo cuando el lector es un pequeño niño aventurándose en el mundo de la literatura.

Otro punto positivo acerca de esta novela es lo corta que es: 98 páginas aproximadamente. Si es tu caso y quieres hacerlo, en dos horas tendrás para leerla.

Ahora pondré en el idioma que la leí (inglés) lo que usaré de modelo para hacer las reseñas de las próximas novelas:

Primera frase: Mr. Jones, of the Manor Farm, had locked the hen-houses for the night, but was too drunk to remember to shut the popholes.

Significado de la novela: Orwell hace una referencia enorme a la naturaleza humana de ser corruptos en momentos de grandes responsabilidades y poder. El poder, aparentemente, hace que cualquier persona, sin importar sus buenos deseos, se corrompa. La facilidad hace que sea viable.

Aspecto interesante: Es una historia para niños fácil de leer, sin embargo, tan compleja como fácil de disfrutar. Las analogías históricas en esta novela hacen que sea de una maravilla superior.

Aspecto negativo: Existen grandes hoyos en la historia. Momentos culminantes que pudieron dar para más terminaron mucho más rápido que pestañear. Como mencioné antes: falta de diálogo.

Frase memorable: “All animals are equal, but some animals are more equal than others”. En español: “Todos los animales son iguales, pero algunos son más iguales que otros”.

Recomendación final: Lectura obligatoria. Otra gran novela hecha por Orwell, sin duda en advertencia a lo que la falta de interés por los problemas políticos puede traer.

Anuncios

2 comments

  1. ¡Hola Robinson! Me gusta tu artículo, y pues ya sé que la novela es corta, para leerla en algún momento libre. Aunque curiosamente me encantan los libros largos, porque los puedo leer poco a poco y meterme en la historia y se vuelve como una buena rutina en los tiempos libres, o en los que hay que esperar. Claro, si un libro largo se vuelve aburrido es una pesadilla jaja.

    ¿Este es el libro 1 de los 100 que planeas leer? Wow, pues te queda un largo camino, ¡espero que lo disfrutes!

    En cuanto al artículo, creo que me hubiera gustado más si terminaras con una opinión personal o con lo que sacaste del libro. Tal vez el 8vo párrafo con la pregunta al final también hubiera sido una buena opción para terminar y dejar al lector pensando. Lo digo porque al final como que se va diluyendo la escritura.

    ¡Saludos!

    Me gusta

    1. Este libro depende como lo tomes puede llegar a ser muy largo o muy corto. Yo lo tomé por un camino un poco largo, haciendo anotaciones, buscando referencias, etcétera. Sin embargo, de la forma que lo busques leer siempre se disfruta mucho.

      Es el primero, sí, el segundo ya está en camino.¡¡Por ahora lo estoy disfrutando mucho!! 🙂

      Tomaré en cuenta tu acotación,Cristopher, después de todo, la idea es que dé ganas de leerlo y compartir su opinión aquí :). Te lo recomiendo altamente aunque te gusten los libros largos, tal vez un día como hoy, con una taza de café y este libro en tus manos haga que el domingo “monótono” se haga más divertido 🙂

      Gracias por leer la reseña y por tu comentario, ¡nos vemos!

      Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s