Nuevos retos, nuevas inquietudes

Y el de la foto soy yo, asumiendo nuevos retos. Caminando, siempre caminando.

En nuestro mundo y supongo que en cualquiera que exista, los retos van saliendo más y más. Tenemos retos todos los días, desde poder levantarnos de la cama (aunque suene más básico que tomar agua) hasta poder enfrentar un problema y gritarlo  para poder soportar lo que venga luego. ¿Cómo entonces podemos afrontar estos retos de una manera más fácil?

Tenemos que ser simplemente arriesgados y ver qué pasa luego, dejarlo estar. Podemos ver un gran reto por delante cuando el miedo nos consume desde las arterias, estamos temblando y la mente se nos nubla. El cielo va oscureciéndose poco a poco y ya luego, cuando decidimos aceptar el reto solo avanzamos con la lluvia en los ojos y el peso en los pies. Caminamos, seguimos.

Ahora mismo mi máximo reto tal vez sea poder mantener la calma antes los problemas, tener un tiempo para mí donde pueda descubrir quién soy realmente y quién quiero ser.

Se han dado cuenta, tal vez, que en estos últimos meses no he escrito demasiado y supongo que ha sido a causa de un gran bloqueo mental que he tenido en este último tiempo. Un bloqueo que no me ha permitido avanzar libremente a través de las raíces de la vida, cruzando los ríos de un destino fortuito. ¿Destino fortuito? ¿No será esto, pues, una contradicción? Es difícil creer en un destino cuando la vida está llena de azar, ¿pero si no creo en el azar cómo tampoco en el destino? Me parece que el destino no existe, Una invención para justificar los éxitos en la modestia de las personas. ¿Cómo una persona está destinada a sufrir por toda su vida teniendo 1 desgraciada por día? Supongo que aunque ese destino exista todo pierde su poder al tener otra forma de llevar la situación. Como leía hace tiempo:

“The things that happen to you are powerless without your reaction”

Me parece muy acertado. La reacción es lo más importante para afrontar los nuevos retos y calmar esas inquietudes. Cuando creemos que algo podemos hacer lo terminamos logrando, lo he experimentado muchas veces y la última fue hace una semana. Estaba de viaje en Mérida en la Sierra de la Culata subiendo unas montañas y haciendo un trekking bastante entretenido, el primer día fue fatal; creía siempre que no podía lograrlo y siempre estaba de último en el grupo al seguir subiendo, me causaba pronto y me daba mucha ansiedad. Quizá también por la falta de ejercicio, pero al siguiente día ya iba de tercero detrás de dos guías gritándome a mí mismo que sí se podía y no había razones reales para rendirse, nunca rendirse. Era solo cuestión de mentalidad.

Para enfrentar mis próximos retos simplemente debo tener en cuenta que la mentalidad es lo más importante, avanzar y seguir en el camino de la vida que se vuelve tan complicado como divertido. Tal vez para algunos este post no tenga sentido, pero para mí, es lo mejor que he podido escribir en mucho tiempo, escribir sin detenerme y expresar lo que siento sin pensarlo. Simplemente escribir.

Los retos vienen cada día, debes poder controlar tus actitudes hasta no querer lastimar a la persona que amas, buscar una salida juntos y plantearse metas. Lo divertido de esos retos en conjunto, es que cuando lo logran, alguien te abrazará por el éxito en conjunto.

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s