Greenways

Algo muy curioso sucede cuando hablamos del fin del mundo, muchos se imaginan cómo se va destrozando el planeta pedazo a pedazo o cómo simplemente los grandes rascacielos, los puentes gigantes e incluso los templos sagrados van cayéndose. Se revientan destruyendo cada entidad que hemos construido, desde las más chicas hasta las enormes. En el siglo que estamos muchas formas de que el fin del mundo llegue son fácilmente descartadas debido al movimiento tecnológico que vivimos, donde comprobar si algo sucedió o sucederá es cuestión de sentarse, revisar, explorar, investigar y experimentar un poco. Trabajo aquí, allá y ¡zas!, encontramos lo que buscamos, o no.

El mundo podría terminar de muchísimas formas, influyendo la fe o no. Influyendo las altas esferas del mundo, o no. Incluso podría terminar en pocos meses, el 21 de diciembre de 2012. Así dictan los Mayas.

Esta profecía ha sido víctima de burlas, críticas e…

Ver la entrada original 1.040 palabras más

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s