Música, magia, romance, insomnio e inspiración

Música

¿Incoherencias? Pase usted y sírvase lo que desee…

Debemos empezar escribiendo sobre el curioso título, “Música”, así se titula ese mundo mágico, donde se encuentra de todo. Sí, todo. En este gigante mundo están tus gustos, sí, el que lee. Para algunos parte de la música no lo es, porque no le parece agradable, quizá la otra o qué sé yo, pero la mayoría de las personas escuchan algo de música y mueven la cabeza o el pie, quizá las manos. Es cuestión de aceptación, luego es que expresan: “bah, no sirve y no es música”, já.

El concepto de música no era algo como: “conjunto de sonidos agradable al oído”…. ¿o parecido? Pues eso, no importa si la canción es grotesca, mientras tenga algo  de agradable en cuanto a ritmo, será música, a pesar de las tonalidades espantosas (en mi opinión) para algunos obras de arte, ¿no?

Mis instrumentos favoritos son: guitarra, piano y bateria y violín. Excelente, ¿no?

No importa demasiado, hablemos de canciones ya conocidas, ¿no?

Para muchos están esas canciones que no pueden faltar en el iPod, mp4, mp3, celular, etc., para otros están esas canciones que gustan muchísimo pero al escucharla una segunda vez al día quizá ya aburren por tanto que la escucharon en el pasado, sin embargo, existirá siempre esa pequeña nostalgia al oirla, ya sea de una buena serie que vieron al ser niños, una canción que recuerda a alguien, que dedicaron, que le dedicaron, etcétera. Tenemos canciones de todo tipo en el mundo, esas que quizá no la tienen en sus listas de “preferidas” pero al escucharla crean cierto recuerdo, imágenes que vienen. También existen canciones que la escucharla recuerda a alguien sin siquiera habérsela dedicado, pasa, ¿no? Esos clásicos…

La música que sin duda crea inspiración, en mi caso, es mucha, cada vez escucho más y me provoca escribir y escribir sobre ellas, preguntándome en qué pensaba el autor al momento de escribirla, todo depende de la canción, escribir en esos momentos de sensibilidad extrema es la clave, quizá salgan disparates, cursilerías, tonterías, u obras maestras. También nos encontramos con esas canciones que sin conocerlas queremos cantarlas y crean una tremenda relajación en la persona que la oye, y si es de noche mejor. Otros escuchamos las canciones tratando de definir qué técnicas en los instrumentos se usan, destacando las voces, los tonos, etcétera… ¿sonaría bien esta canción con esta tonalidad que me gustaría agregarle? Y así pasamos la mitad de la noche, la otra: diciendo que dormiremos y ésta será la última que escucharemos para luego descansar pero mentimos, seguimos y seguimos, así es la vida, ¿no?

Quizá existan incoherencias brutales en esta nota, no importa… escribo por afición.

Sigan leyendo más abajo…

Lo bueno de la música es que se adapta a cada momento de nuestras vidas, así funciona mi iPod por lo menos… suene tonto quizá, pero adivina mi estado de ánimo y adapta su música. Lo siento así. Sin embargo, apesar de la magia de la música existen momentos donde la depresión es tan grande que ni Black Eyed Peas nos hará bailar, David Guetta menos.

Esas personas que solo escuchan un estilo de música, genial, pero… se pierden mucha magia de la misma.

Yo, acepto todo tipo de música, algunos ritmos puede que no soporte pero no criticaré a los que le gusta ese estilo, para gustos: colores, dicen eso, ¿no?

Puedo estar escuchando Queen y la próxima canción sea de Katy Perry o de Eminem, genial saber de muchos cantantes y poder discutir con libertad. Una frase que no me gusta demasiado es: “¿Te gusta…? -Nah, no escucho esa m…” Sí, para ti puede ser una m…, pero para los demás no, ¿qué pasa luego? Usan palabras denigrantes contra las personas que defienden tal estilo de música, ¿y luego?

Tener todo tipo de música en nuestro reproductor de preferencia y poner aleatorio es fantástico, escucho Dream on y la siguiente puede ser, uhm, no lo sé… ¿David Guetta? Genial.

Ya sabemos la magia que posee la música, ¿ahora, qué sigue?

Insomnio

Insomnio

Muchas veces, estamos listos para dormir, nos acostamos, nos arropamos y bueno, a cerrar los ojos y a soñar. Pasan 5 minutos, bueno, se tarda 10 minutos en dormirse, no pasa nada.

Pasan 30 minutos… Es que tengo muchas cosas en qué pensar.

Pasa 1 hora… Sí, sí, es que no me saco de la cabeza eso importante que debo hacer mañana.

Pasan 2 horas… ¡No sé qué me pasa y debo levantarme temprano! Bueno, escucharé música, son las 12 hasta apenas.

1:05 a.m…, Bueno, la última y me acuesto a dormir, debo levantarme temprano.

2:30 a.m. ¡Ahora sí, que se me hace de mañana!

3:00 a.m… Bueno, lo acepto, no puedo dormir, me levantaré entonces, todo por escuchar música.

¿Cuál es el error? ¿No hay ninguno? Sí que lo hay, primero, al acostarse no se podrá dormir si hay todavía asuntos en los cuales pensar, lo más recomendable es ir: tomar una buena ducha y luego acostarse muy relajado, genial, ¿no?

Sin embargo, a mí me pasa todo el tiempo, escucho música desde las 11 que me acuesto para intentar dormir y se me hacen las 3 a.m., ¿y qué pasa? Si me encanta y en todo el día tal vez no tuve la oportunidad de hacerlo… puede ser.

La música hace que el insomnio sea un poco más placentero, no las pasamos escuchando música interesante, pensando en ciertas cosas, pensando en ella (en mi caso), ya luego si decimos: “¿por qué no dormí antes?”, no hay problema, un buen desayuno, vitaminas y a la calle, qué más da.

La inspiración es eso, como he dicho arriba, nace a través de la buena música, que vemos algo, leemos algo, o escuchamos. De muchas formas.

En mi caso, la mayoría de veces es cuando escucho música… animada, no animada, triste, nostálgica. Me animan, a seguir adelante, a hacer un proyecto, a mucho. La mayoría de las veces la música nos recuerda romance, si amas a alguien y estás con esa persona, alguna canción especial puede sacarte más de una sonrisa si te la recuerda, ¿no? A mí me pasa.

Lo más interesante de la inspiración es que se da más cuando se escucha la música con audífonos, para nosotros nada más, al volúmen que deseemos, así nos quedemos sordos, nos encanta.

La música es magia que enamora, no nos deja dormir y además inspira.

Hasta la próxima.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s