A medianoche…

Quizá no le pase a todo el mundo, pero a mí sí, estar todo el día aburrido, fastidiado y hasta con sueño, esperando con ansias la noche para comer y luego dormir. Abrumados por los estudios o el trabajo de la mañana. Fatigados hasta no poder más. Queriendo que comience de una buena vez el nuevo día para convertirlo en uno “mejor”, pero… ¿Qué pasa al llegar la noche? Correcto, han adivinado… Empiezan las ganas, las ideas y todo lo que no se te ocurrió hacer en el día llega al final del mismo. Empieza la música, el baile, y, indispensable: la inspiración a florecer. Es cuando te sientes motivado y quieres hacer y nunca parar, la cuestión es… ¡No puedes! Ya llegó el sueño y empiezan las abrumadoras alarmas mentales “mañana debes levantar temprano, hacer muchas cosas y cumplir tus responsabilidades”, sí, no es una broma, así va sucediendo. Lo siguiente es lo más gracioso, piensas y piensas en tus alarmas mentales y sobre tu inspiración, ¿a qué perseguir? ¿Qué hacer? Y así se te va el tiempo y terminas haciendo nada. Confía, así es. Luego te duermes y desperdiciaste tu día, y además noche. Luego al otro día con sueño y vuelve a cumplirse la rutina, ¡aburrido! Ahora muchos se preguntarán: ¿qué puedo hacer yo para cambiar todo esto? Pues fácil, disfrutar de la música, al oír fantásticas melodías la inspiración aparece y con ella las ganas. ¡Disfruta tu vida, y jamás olvides, la música es placer!

Hasta luego.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s