Dreamworks: Megamente

Megamente

Megamente

¡DreamWorks! Lo han hecho de nuevo, una película sin espectactivas alguna llena de la misma rutina de siempre, el malo y el bueno. Ésta por supuesto no podía ser diferente pero la reinvidicación es muy importante, es lo que muestra esta película. Interesante al principio: algo más para ver pensé cuando comenzó, una tonta película infantil sin nada bueno para aportar. Sin embargo, al igual que en Toy Story 3 luego det tantos años ver una película infantil con inocencia cada vez se hacia más difícil, encontrar aquello que vi cuando era un niño me parecía tarea imposible, ¡y Woody llegó! En fin, en un mundo plagado de malas costumbres, personas terribles, terrorismo, guerras y todo lo que te quieras imaginar, la explosión sádica pornográfica que se encuentra en los niños no puede tomarse como algo normal, de verdad me entristece de sobremanera cuando veo aquellos pequeños diciendo groserías, intentando cosas que a esa edad yo ni sabía que se podía hacer, pero la maldad en el mundo ha avanzado demasiado.

Megamente, a continuación…

Al final la película me dejó un mensaje claro: JAMÁS, pero jamás terminas de conocer a una persona. Puede que pienses que alguien es lo peor que existe… ¡pero sólo ves exterior! Trata de concentrarte en lo que hay en su interior, estudia a la persona, convive… así algún día llegarás a conocerla. En fin, cuando vi en la pantalla “DreamWorks” se me vino a al mente fugazmente Spirit: el corcel indomable, que, sin duda es una de las mejores películas animadas que haya visto jamás. Lo siento queridos lectores, suelo distraerme cuando trato de llegar a un punto, puede llamarlos lapsus mental, no importa. Megamente, el malvado que luego de ver que para él todo es malo quiso convertirse en alguien bueno, ayudar y no controlar, construir en vez de destruir, ¡hacer el bien! Al ver que todo le pertenecía y no había nada por lo que luchar entró en depresión, trato de convertir a un “normal” en un súper héroe, pero las decepciones se pagan caro, cambió y se convirtió en el peor haciendo a Megamente se convirtiera en el bueno, todo planificado, todo sofisticado, ¡DreamWorks, lo habéis hecho una vez más!

Sin duda, en el dibujo y la animación se destaca el delicado estilo de DreamWorks al hacer sus películas, se nota cómo tiene un parecido increíble con Shrek. DreamWorks hace las cosas bien porque trata de salirse del protocolo, hacer cosas que nadie más haría por miedo a fracasar, ninguna empresa se arriesgaría. Un malo que se convierte en bueno, ¡qué va! Me suena demasiado Anime. Sin embargo, apostaron y ganaron. Recomiendo ver esta película: muchísimo. Una obra maestra pensada para lo cómico y para lo psicológico, no todo puede ser malo ;).

Anuncios

One comment

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s