Amor y odio

Te Amo, Te odio.

Interesantes palabras que se escuchan a cada rato, te amo… no, te odio. No sé cuál de las dos tenga más veracidad, lo único es que son las dos palabras con las que la vida se complementa. Para amar primero tenemos que aprender a odiar eso está claro, en mi humilde (ajá) opinión pienso que para aprender a amar primero se tiene que aprender a odiar, no podemos confundir estos sentimientos. Ya me dirán… ¿cómo fuck ups, se te ocurre decir que estos sentimientos se parecen? Para mí, son hermanos. Cuando odias muchísima te importa todo lo que esa persona hace, por eso mismo odiar es parte de amar ;). Estar pendiente de qué hace tal persona, por qué y para qué lo hace no es parte de odiar, es parte de querer… cuando dices que odias sólo te interesa, lo que pasa es sencillo, te molesta admitirlo. No importa, nadie te juzgará por ello, terminarás queriendo a tu mejor amigo y enamorándote de él pero ya se querían, no podrá funcionar luego con la persona que menos te imaginas (seguro lo has escuchado antes), de esa: te enamorarás.

Ten por seguro que para el amor no hay explicación, la vida sólo se trata de eso, triste realidad. Lo único es que la vida nos enseñará esto de la peor forma posible, te lo puedo asegurar.

Haré una pequeña confesión para alguien especial, será anónima esta confesión por supuesto. Desde la primera vez que la vi me pareció engreída, fastidiosa y hasta llegué a pensar que jamás entablaría una conversación con ella. Lo que pasó luego: risas, charlas, eso me llevo a quererla inconscientemente. Luego sse pasó a la fase de “aceptarlo”, tratar de entenderlo y llevarlo a ser público: confesarse. Por meras condiciones de la vida ajena a mi persona el medio no fue el más correcto, esto es como dirían las Misses: face to face (me parece más person to person, pero viva el cerebro de maní). Al fin y al cabo todo terminó de la peor forma (sí, le hablo, no soy infantil ;)), no para los dos por supuesto, saquen sus conclusiones.

Seguiré hablando del amor y iel odio y no tendré más lapsus mentales, desviarme tanto del tema me recuerdo a alguien conocido censurado. No importa, odia es parte de amar como he dicho por enésima vez, no odies: quiere… si te quieren acepta, analiza y devuelve. Recuerda que lo mejor de la vida es lo más sencillo. Disculpen esa confesión de más arriba, no sé si los aburrí y si lo hice pido disculpas, prometo no pasará de nuevo (he aquí el alma de político ;)).

Caracas, Venezuela

Miércoles 15 de Diciembre de 2010, 3:24 a.m

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s