Mi primer artículo en Medium

Muchos podrán decir que Medium es solo una sobrevalorada página web para poner artículos que puedes encontrar en cualquier lugar de Internet. La verdad es que tienen razón, sin embargo, el éxito de muchas plataformas web hoy día es que coleccionan todo lo que buscas en un solo sitio. Netflix, por ejemplo, pone las películas en un solo sitio conjunto con las series de TV para que te sea muy sencillo poder encontrarlas. Al igual que Netflix tenemos Spotify, Facebook, etcétera.

Sin embargo, lo que hace que Medium sea muy atractivo es que todos pueden participar. Y, más que un blog, es una especie de red social donde todos comparten su “historia” (i.e. artículos). Es fantástico.

Muchos dirán también que Medium es innecesario, con los blogs personales (como este) o incluso las páginas web tenemos ya suficiente, sin embargo, al igual que Facebook incita a que publiques esas fotografías familiares y las últimas del viaje que hiciste, Medium te transporta a una especie de trance donde quieres compartir tu historia. Sinc contar con su ultra limpio diseño, la forma de escritura es tan cómoda que te sientes el escritor más afortunado del mundo; redactando para la revista de tu preferencia sobre temas de súper ultra importancia. A pesar de que lo de la revista sea una farsa, lo demás es cierto. Estás escribiendo algo súper importante porque viene de tu mente, de tus ideas y no conforme con ello, también eres sumamente valiente para afrontar los retos y la difícil decisión de compartir lo que piensas con el mundo. Cualquier cosa que esto signifique para ti, claro está.

Hoy -mejor dicho ayer -fui capaz de escribir la primera historia en Medium y la llamé: “The unbearable mind of a reader” que se traduce a “la insoportable mente de un lector”. Expuse puntos importantes sobre lo que pienso que es para mí cómo funciona dicha mente, haciendo mención a Doris Lessing y a lo que he aprendido en el maravilloso mundo de la lectura. Lo gracioso del tema es que me siento tan ansioso pro saber cuántas personas leen lo que escribe y si lo recomiendan o señala que les gusta. Es algo parecido a un vicio por resaltar en un mundo del cual desesperadamente quiero formar parte. Aun cuando ya formo parte del mismo, me gustaría poder obtener críticas de la comunidad de Medium, incluyendo a todos los que hacen vida en la página. Me gustaría mejorar, mencionando además que todo lo que escribiré en Medium será en inglés. Y para mejorar, cabe destacar, solo se logra mediante la crítica y la práctica. Sabiendo tus errores, reconociendo los mismos y buscando una forma de repararlos.

Les dejo el artículo que escribí, ¡y espero sus críticas!: https://medium.com/@rrecalde/the-unbearable-mind-of-a-reader-ea52b78bf752#.tcrfzc1c6

Gracias.

Título sin nombre

Ha pasado más de medio año desde la última vez que escribí en este blog. Y cada vez que pienso en ello, me siento miserable. ¿Cuántas veces a la semana pienso en poder escribir o tener algo importante que decir para escribir? Pero lo que no me he dado cuenta, o no me había dado cuenta hasta hoy, es que este es mi espacio libre para hablar de lo que sea. Da igual si es interesante o no lo es. Cuando queremos mejorar en una actividad, muchas veces debemos hasta convertirlo en una rutina. Había leído que se necesitan 21 días para hacer de una actividad una rutina, pero ¿cómo haces que un ejercicio mental se vuelva una rutina? A veces me pongo a pensar que el ejercicio físico es mucho más fácil que el mental. Si tienes que correr diariamente, solo te levantas a correr y listo. Pero si debes sacar tu genio creativo, no puedes solo sentarte y ser creativo. No es tan fácil como una simple decisión. O al menos eso sentí en el último año que pasó. Escribir fue tan o más complicado que estudiar mecánica cuántica.

Este año tampoco ha habido muchos cambios positivos, es febrero y a penas escribo la primera entrada del blog. Me imagino que de hacer 0 a hacer luego 1 lo podemos llamar mejora, pero no me hace sentir del todo bien cuando en las metas de todos los años escribir diariamente es una de ellas, que siempre termina en puro fracaso. Perdiéndome e las obligaciones del día a día, del trabajo, del tráfico o de pensar en tonterías, dejo de hacer una de las cosas que más amo en la vida; aun cuando no lo hago del todo bien.

Claro que he escrito para revistas, artículos de interés o incluso cuestiones del trabajo, pero no siento que todo el poderío de mi mente haya estado en ello. Tampoco es que el poderío sea enorme, pero al menos no es tan sustancioso como lo sería antes. El problema es que no sé a qué se debe. Leía en algún momento que escribir un ensayo es lo mejor que puedes hacer: te ayuda a organizar las ideas, desechar aquellas débiles y poner sustento a las otras que parecen ayudar al tema principal. Es como hablar con un psicólogo, solo que esta vez te juzgas tú mismo. Escribes para ti y por ti, para leerte. Para saber cómo te va o en qué estás pensando. En la escena de la película de ayer, en el sueño que tuviste o en lo extraño que te parecía la hoja que se cayó de forma diferente esta mañana en la calle de todos los días. Un buen escritor es aquel que puede transportar todos sus sentimientos a la palabra escrita o aquella que puede hablar de cualquier tema haciéndolo interesante.

Tengo la mala costumbre de escribir muchísimas cosas y luego no corregirlas y simplemente publicar (eso cuando es en mi propio blog, claro), pero me encantaría poder corregir sin luego eliminar todo lo que había escrito y olvidarme para siempre de lo que estaba haciendo y luego leer y sentirme fracaso… una vez más. Imagino que esta situación se puede extrapolar a todos los puntos posibles existentes, desde estudiar hasta hacer entrenamiento físico.

Últimamente he estado escuchando música melancólica para calmar los ánimos, para sentir que hago cosas de interés espiritual y que soy una persona con intereses profundos. Pero la verdad es que no lo siento de esa forma, solo la estoy disfrutando y nada más. Y por hoy, me quedé sin palabras, sin pensamientos. Lentamente vuelven.

 

Los problemas de una mente en reposo

Diariamente nos jactamos de lo sencillo que es hacer cualquier cosa que se nos venga a la mente. Cualquier tema de disciplina nos parece el más sencillo que puede existir… hasta que nos toca hacerlo a nosotros. El éxito, al parecer, solemos verlo como una escalara de un solo piso donde no hubo ni fracasos, ni torturas, ni noches sin sueño ni nada de esas cosas horribles que creemos estamos exentos solo porque no las conocemos. Solemos pensar algo como: empiezo hoy y en tres meses seré rico. No creo exista lugar o meta alguna donde eso sea posible.

Reflexionando sobre lo que me gusta hacer, lo que estoy haciendo y lo que debería hacer me di cuenta que en la lista estas tres cosas no están compaginando de la mejor forma posible. De hecho, no están compaginando en lo absoluto.

¿Por qué será que en las ciudades el tiempo pasa velozmente mientras que en los pueblos tranquilos se hace lento y provechoso? Quizá porque la velocidad externa afecta la velocidad interna, haciéndonos creer inmediatamente que todo está pasando como un rayo veloz. Quizá porque en los pueblos las distracciones naturales no son suficientes para hacernos ver que el día pasa velozmente. Mientras escribo, puedo escuchar música, enviar mensajes, pensar en los correos que debo enviar y además estar planeando mentalmente mis discursos para cuando me reúna con ciertas personas a ciertas horas, además de, por supuesto, planear mi fin de semana de descanso. El problema de la velocidad es el multitasking.

Sin poder concentrarnos en una sola actividad y teniendo tantos recursos a la mano descuidamos todo lo demás, descuidamos todo lo que existe. Pero, ¿cómo no hacerlo? Si tenemos deseos de vivir la vida “soñada”, cualquiera que sea esa vida. Nos descuidamos del presente para enfocarnos en el futuro, nos volvemos ansiosos y nos enterramos en la miseria de la incertidumbre.

La disciplina, después de todo, siempre tiene que ver con un enorme poder mental sobre nosotros mismos y nuestras decisiones. Si decidimos siempre por irnos por placeres instantáneos, no tendremos jamás el gran placer final del éxito. Y así como textos sin sentido para ordenar la mente o incluso para seguir una disciplina, todos necesitamos diariamente ese recuerdo de disciplina que nos motiva a ser lo que siempre hemos soñado ser.

Hunger for creation

Living in Venezuela is not an easy thing. It does not matter how hungry you are with the new spectacular idea you just had, the only fact that you live in Venezuela makes everything harder for you. Not because Venezuela is a bad country, but because to embrace on a project requires planning, that in Venezuela does not exist. Not because Venezuelan people are bad or disorganized, not even because Venezuelans don’t like to work (this is a lie, Venezuelans, at least the ones I know, are hard workers), instead of that the real problem is because we have one of the worst institutional instabilities in the whole world. Making a plan in Venezuela for the next week is a risky task, because you don’t know what could possibly happen the next week. The only thing you know for sure is that anything is certain (and not in the Socratic way). Everything can change from this hour to another. Unlike other countries like the U.S., or Germany where you can easily make a schedule easy to follow for your new business idea. In Venezuela the struggle comes from every corner.

Today, after making presence in one of the most inspirational establishments I have ever had the opportunity to assist: the Impact Hub Caracas, I left the site more in love with my country. The establishment is a large room full of compartments beautifully distributed to face the creativity problems the entrepreneurs have to face every day. The spot is really amazing, with the floor not so good decorated but perfectly adapted to all needs: simple, clean and solid. The walls cover all by messages, drawings and little stickers that can improve a lot your mental process to take out as much as you can from your brain, inspiration, smart, useful. In conclusion: The entire site is perfectly designed to be neither fancy nor luxurious at all, instead perfect for the creative process. The result is that now I feel more in love with my country, but as one of the speaker said: “loving Venezuela is a harmful love, you really don’t know why, but you love it. You love your country and you love your people, but you are always in the struggle of not knowing if you should go or stay”. That’s the feeling a lot of Venezuelans feel every morning when they wake up and the basic supplies they need are not available. The deep political, social and economic problems are always chasing us, not matter where we go, not matter how we feel. We, as Venezuelans, cannot lose sight of the present situation because we could get involve in the result of bad public resolutions without even knowing they exist. That’s a risk not worth taking.

Who doesn’t fantasize with the idea of leaving the country and going somewhere else where one can live with dignity? Live somewhere else where the lives of the people are respected, the public institutions works as expected despite the government and the government leads to good politics. Rule for the many and not for the one. I’m sure we all have done it, at least once. Is it bad? No, it isn’t. It’s the reality and we have to deal with it. I, myself, have fantasize with the idea of leaving the country looking for a “better future”, but what I have not realize is that the future is something uncertain, it does not matter what country we go, it will always be uncertain, because is not only the planning or the idea of living in a house with everything we need or have the supplies in the supermarket, of course it is important and I hate how in my country we have to stand in line to buy basic goods, but your future is made up by you and nobody else. I don’t know what the future holds (Has the future really the power to hold something?), but what I know is that as long as possible I will give everything to pursue my dreams and to love my country in the process.

We are not tied to our country’s ideals or our country’s bad governments; we don’t even have to love our country. I don’t love Venezuela because is Venezuela. I love Venezuela because is my country. Venezuela is beautiful, yes, but the whole world is. What tie me to this country are my roots, some love beyond description. Some feeling, some sensation that is beyond description, that to understand it you need to feel it, right in your soul. I love my country because is mine. I don’t believe in that nonsense of the “most beautiful beaches and women in the world”, I don’t believe that I have a duty to love my country, but instead I have a duty with myself, with my beliefs and as long as I can… I will love my country from inside, working for it. Venezuela, as any other country is unique, but the authenticity and uniqueness of my country is the thing that matters to me, is the thing that I want to transmit to all the people I know and don’t know. The Venezuelan feeling is the beautiful thing I want to pass on to other hearts. My hunger for creation will stay in Venezuela as long as possible, Living Venezuela, because Venezuela needs to be lived.

Does something sound better in a foreign language?

EDL_Logo1

Have you ever wondered about this? For you, for example, in your opinion, does for you something sound better when you hear it or read it in a foreign language? Let me give you an example, I am from Venezuela. I speak Spanish and (as you can see) I try my best to understand English and a little bit German. In fact, I found languages something outstanding. Language can shape your understanding of the world, there are some people that say that physics are just the language of nature, putting the whole science in just another… language. Isn’t that awesome?

The other day I was reading on TED Ideas something called: “How languages can affect the way we think“. I found it marvelous. If you are out there, let’s say… in the UK, you will not be looking for someone that speaks Spanish (I am talking here to the people that speak Spanish) you will be looking for someone that speaks English. If you are in Germany you will be interested in the local people and in the local tongue, isn’t that right? Well, but, let’s put this a little bit tinier. Why are we so interested in the foreign languages instead of enjoying our own language? Is it because of culture? Is it because the foreign is attractive to us? Or why is that?

I will not put here something scientifically proven, because, let’s be clear here, I have no idea of nothing called “The science of mind”, or neuroscience or even Psychology. I am… someone that you would call “student”, but not a teacher. And I will speak to you from my own experience.

When I was in Mérida, Venezuela, in December of 2014 I met a German guy that was really nice and open to meet new people. We spent hours talking about several topics, religion, money, and politics and even how difficult was to learn German or Spanish. He thought that Spanish was way more difficult than German, as you can imagine, I agreed, but I need to admit now that I am learning German, that this language is not kid’s stuff either. We were talking (also) about girls. I said to him that because he was blonde and was foreigner he will have a lot of girls curious about him and he would find “easier” to have some girls. I was not wrong; at least he admitted to me that I was right about the whole point. He said to me that girls in Germany were interested in brown-skinned and dark-eyed men. I haven’t still proved this of course. I have never been in Germany, but perhaps he’s right. Of course relationships and people’s interactions are much more than just physical. But we were mainly talking about physical contact and attraction, not about deep stuff. Does not sound weird this for you? Perhaps not, because you are accustomed to these kind of things. You can see how something that is “foreign” for us is always attractive, because we are curious and curiosity often leads us to new unexplored places. But let translate this into language and into expressions. If you hear someone around you talking on your mother tongue you will not blink an eye, but if you hear someone speaking in another language (it does not matter what language is) you will turn your head or at least pay some attention to these people… and something much more curious happens when you know at least one foreign language. If you are a, I don’t know, German speaker and you speak French too, if you hear English you will turn your head to see if you can guess what language is or what those people are talking about.

This is the way curiosity works, at least when we hear something “strange”.

If you do not speak another language besides your mother tongue, I encourage you to do so, for me, for example, I speak Spanish… I try to speak English and now I am trying harder to speak German. Tschüss, dear amigos!

I’m not afraid of being wrong

I think this is one of the few entries I have written in English and I am sure I will make a lot grammar mistakes, in the end I am not the best writer, not even in Spanish.

The other day I was talking to my aunt about astronomy, I was trying to explain her what exactly was the Milky Way Galaxy and how to recognize it with the naked eye. The whole conversation began with a meditation on why the astrology was nothing but bullocks. She said to me that she believed in the signs of the zodiac and she also believed that these signs can affect your personality. After that event I found myself involve in a deep conversation about religion and the “help” of God to create the universe. I am not going to bore you explaining every little thing I said to explain my main point, I am just gonna tell you how the “lack of fear” is something amazing. For me it’s clear that I prefer to hear something stupid than to hear nothing at all. I prefer ingenious questions than the complete silence of the ignorance and shame.

The lack of fear to ask anything that comes up to her mind called my attention and remind me to the TedTalk of Sir Ken Robinson about Creativity, when he explained how the lack of fear is really important to the development of new discoveries. “If you are not prepared to be wrong, you will never come up with something original”, he said. And I think he is right. Sometimes we lost ourselves in the deepest part of our minds wondering what something is, wondering if the question we have in mind are important, well let me tell you that they are. It does not matter how silly a question can sound, it can be very important to our understanding on the subject.

The truth is that the lack of fear will lead us to unexplored territories and to unexplored thoughts, the lack of fear will shape our knowledge into something great and big, something worthy.

That’s why I decided from today on I will not pay attention to the silliness of my questions according to my mind, the lack of fear is what really will push us into the life we have always dreamed. In the end, you will have as many opportunities as your body can resist.

La destrucción

Todo empezaba con el ritmo de un solo grano de arena, al ritmo de éste, muchos despertaban para acompañarlo en su pegajoso sonar. Sin darse cuenta, millones de millones de granos de arena estaban moviéndose casi al mismo ritmo, siguiendo secuencias diferentes contándose por miles. El cemento de las calles empezaban a contagiarse y se unía a la fiesta. Con movimientos de arriba hacia abajo y de un lado para otro, los árboles empezaron a sentir cómo sus raíces querían salirse para unirse también. En el mar, los peces sentían cómo la bestia voraz llamada agua movía cada pequeña partícula desde el fondo de su alma para alzarse hacia la orilla. En la gran fiesta de la naturaleza, las construcciones humanas iban desapareciendo dejando todo destruido a su paso. En el gran ritmo de la belleza, pisos quedaban baldíos y lugares quedaban inundados, por otro lado, en el desierto fuertes vientos llevaban su ritmo donde querían, corrían, bailaban y cantaban hasta el final del coro y luego repetían como si fuera la primera canción que habían cantando en su vida. Los bosques se sentían atraídos y quitándose las raíces de encima movían el suelo para unirse, junto a todos los demás, a la destrucción de los terrenos y los lugares. Sin embargo, algo que no veía venir ninguno de los grandes elementos es que el gran terreno que destruían venía de una sola pequeña persona. A pesar de que la destrucción era masiva y parecía arrasar todo un mundo, solo era sentido por el chico sentado en las faldas de la montaña, observando cómo el inmenso sol cubría de luz los atardeceres de millones, excepto el suyo. La destrucción no era mundial, era sólo para el chico sentado en la gran roca.

Casi muero, pero no

No puedo encontrar título más apropiado que “Casi muero, pero no”. Esta historia se centra en un viaje muy ambicioso que queríamos hacer para llegar a las cumbres del Bolívar, la Concha y por último el Humboldt descendiendo por la Mucuy. Era la ruta de La Gran Travesía, sin pasar por las cumbres de los picos el León y el Toro, a pesar de que los tuvimos al frente.

Foto: Andrés Matos

Foto: Andrés Matos

El León es un pico bastante curioso que aún no sé por dónde se le sube, pero que estuvo imponente desde nuestra salida de los Nevados hasta la Cresta del Gallo. El Toro parecía un poco más sencillo debido a que la subida se hacía bastante obvia, a pesar de que un poco expuesta.

El día primero de diciembre del año 2014, decidimos montar los bolsos en un Jeep en la Plaza Las Heroínas en el centro de Mérida, éste nos llevaría directo a la plaza Bolívar del pueblo de los Nevados, a 2600 msnm. La ciudad de Mérida se encuentran a unos 1600 msnm.

Luego de que pasáramos por la peligrosa pero hermosa carretera que nos llevaría a los Nevados pudimos llegar directo al pueblo, donde un señor con unas mulas nos esperaría para ayudarnos a llevar los bolsos de unos 25 Kg cada uno.

Al empezar el recorrido, el páramo nos acogía en sus matices de verdes combinados con el marrón de la tierra. Las casas y los ríos adyacentes nos acompañaban cantando en un día espléndido para una caminata tan larga. Pasaríamos de 2600 a 3800 msnm donde el primer campamento tomaría lugar. En las subidas exigentes y en las pendientes sostenidas mis recuerdos son bastante difusos, recuerdo el verde de las plantas y el azul del cielo, el sonido de los ríos y el cantar de las aves, recuerdo el degradado de las piedras a mis pies y lo cristalino del agua, también recuerdo el cansancio y el esfuerzo enorme que tuve que poner para llegar hasta el primer campamento.

Mi mente era un lugar en blanco donde la música que salía de los auriculares opacaba cualquier pensamiento proveniente de mí. Mi voz interior se veía eclipsada al ritmo de diferentes instrumentos. No algo malo, solo algo que vale la pena mencionar.

Entre curvas, montañas y caminos anchos para la caminata de varios a la vez, el paisaje pasaba a mis ojos. Caídas enormes de agua y grietas gigantes de ríos en el medio de las montañas eran observables desde cualquier punto panorámico. La pendiente era sostenido por casi todo el camino, entre piedras sueltas y tierra levantada. La compañía de excremento de animal y el ruido del río en la mitad del valle eran parte también del primer ambiente al subir al alto de la Cruz.

(más…)

Review: Jack Templar Monster Hunter, by Jeff Gunhus

Jack Templar, Monster Hunter (The Templar Chronicles, #1)Jack Templar, Monster Hunter by Jeff Gunhus
My rating: 4 of 5 stars

This book was like a huge deep breathe between others more complicated books, like the rest you take after a long day of work, after a lot of letter you read everyday.

It only took me two days to finish the book and it was two days because I had others thing to do. I really liked this book, the vocabulary was easy to follow (english is not my native tongue) and the story was incredible well written, yes, I would love more details, more character development, but for the things that this book was intended it is just great.

I heard about the author on an Amazon article about “how make kids read” and this book was the result of that article, I am now reading the second part of the book and the first chapter of it I enjoyed it very much.

I highly recommend this book for those who are not afraid to read books for children and live inside of them a little while. If you open your mind on the beginning with the warnings, you will enjoy this book greatly.

View all my reviews

Camino al glaciar: Pico Humboldt

Ha pasado casi un año desde el momento en el que una expedición para culminar un curso de Alta Montaña nos llevó de nuevo a la bella Mérida, ubicada en Venezuela. Allí está un parque nacional llamado Sierra Nevada, el cual posee los 6 picos de los 10 más altos de toda Venezuela.

Existe una ruta famosa que muchos montañistas venezolanos y alrededor del mundo quieren completar cada año: la ruta de las 5 águilas. Llamada: la gran travesía, la cual busca hacer el pico Bolívar, pico Humboldt (el único con glaciar durante todo el año actualmente), pico la Concha, pico el León y pico el Toro.

Nosotros, como práctica del curso de Alta Montaña fuimos al pico Humboldt en septiembre del año 2013. El año pasado publiqué “comemontañas: mi experiencia en la sierra de la culata“, en la última foto se puede apreciar el pico Humboldt visto desde la Sierra de la Culata (al norte de Mérida).

humboldt

Una maravilla más de la naturaleza venezolana y la gran diversidad de ambientes que podemos encontrar en el país tropical.

Todo empezó el día de la llegada a Mérida, como de costumbre, nos paramos unas horas en el terminal a hacer las últimas compras y a esperar que el Jeep que nos llevaría hasta “La Mucuy”, subiendo por un pueblo llamado Tabay donde subiríamos a la base del Pico Humboldt, el segundo más alto de Venezuela.

(más…)